¡Conociendo Miami en Moto!

P1050142

¡¡Buenas Tardes!!

¿Cómo andan?

Hoy vuelvo a escribir un artículo sobre un capítulo más de mi viaje. Retomando con mi historia, como ya saben estaba trabajando en Estados Unidos, Colorado por unos 4 meses como instructor de ski inicialmente, pero luego de hacer el curso de instructor de snowboard, también di clases de esto.

Ya pasaron 5 meses desde mi partida de Buenos Aires, Argentina y quiero contarles con las cosas que me he topado.

P1050143

En el medio de la temporada de invierno de Vail, he decidido hacer un viaje hacia Miami. Este no fue un viaje cualquiera ya que allí se encontraba mi familia de vacaciones por unos días. Así que decidí visitarlos y darles un lindo regalo ya que todos sabíamos que no nos íbamos a ver en aproximadamente un año ya que mi objetivo fue y sigue siendo viajar por todo América.

Mi estadía de unos 3 días en Miami fue más que positiva. Tenía un mal pre-concepto, una idea diferente de lo que me iba a encontrar. El avión aterrizó a las 5 AM con lo que no pudimos ver ninguna oficina de informes abierta y no pudimos averiguar la mejor forma de ir desde allí hacia donde teníamos reserva para estos días, South Beach.

Quiero aclarar que en nuestra idea de viaje la “mejor forma de viajar” viene a ser lo más barato ya que hay que ahorrar para poder tener un techo y una comida todos los días. Tomamos un shuttle que variaba según el destino, nos salió unos USD 20 y nos dejó en la puerta del hospedaje. El viaje estuvo muy bueno ya que el conductor era cubano y nos contó mucho sobre la ciudad, sobre qué hacer, dónde ir a desayunar, dónde comer carne argentina (luego de meses en Colorado se extraña unas mollejitas, unas entrañitas y un buen vino tinto).

P1050172

Un detalle que es menor pero para nosotros significó muchísimo apenas llegamos fue que la carretera iba costeando el mar y como eran las 5.30/ 6 am pudimos ver el amanecer y el sol grande y naranja salir de su horizonte dejándonos con la boca abierta ya que veníamos de vivir en el valle de Avon donde el amanecer y el atardecer eran diferentes, con pocas horas de sol.

Como mencioné anteriormente, le habíamos preguntado donde ir a desayunar una buena comida local, algo bien yankee y así fue… paramos a recargar nuestras energías en Diner, un local típico con comida bien típica. Fue un poco caro pero valió la pena… si hay en algo que no se puede escatimar es en la comida. Es fuente de nuestros vicios jaja.

Este restaurante es famoso por mantener un estilo característico y por ser utilizado para fotografías de revistas y demás.

P1050168

Una vez instalados en el hotel (que lo recomiendo solamente si están buscando un buen cuarto sin mucho más…) The Harrison Hotel Miami, fuimos de cabeza hacia algún alquiler de motos para tenerla por esos días y hacer visitas a lugares que se encontraban lejos.

Auspicia la experiencia de Maxi: English Study Colón

18053137_436158160093077_1859043785_o

 

Terminamos en un local de un argentino que nos alquiló la moto por aproximadamente unos USD 30 por día. Gracias a eso pudimos visitar la mayor cantidad de playas llegando a la conclusión de que South Beach es una de las más lindas de la zona ya que en North Beach está plagado de mega construcciones haciendo que temprano por la tarde no haya mucho sol en la playa… matando la mística de estar en una playa.

Postal playera que sacamos en Miami

En un solo día hicimos Wynwood, la famosa zona de los murales, y el barrio cubano. Allí nos encontramos con un muy lindo clima en las calles. Están todas las paredes bañadas en arte, encontrás murales por todos lados y muchos te dejan anonadado con el solo mirarlos y ni hablar si realmente se comprenden de arte. Se valora el triple. Hay varias galerías donde hay muchas obras de artistas reconocidos.

Luego de eso encaramos con la moto hacia el barrio cubano donde se pueden ver las residencias de los emigrados de la isla. En un barrio muy amable donde se puede encontrar una gran actividad gastronómica con platos típicos. En nuestro caso nos detuvimos a comer un pescado a la plancha con arroz y una tortilla. Se llevó todos los premios el pescado, estaba exquisito. Quiero agregar que en el medio nos metimos por varias autopistas y con el scooter que teníamos no fue lo más seguro del mundo pero formó parte de la gran experiencia.

P1050229

Dato aparte pero importantísimo… en Miami no es obligatorio el uso de casco cuando uno anda en moto. Es medio raro, no creo que esté correcto eso, pero por suerte en el local tenían cascos y agarramos por las dudas. Seguridad ante todo

Por la noche fuimos a comer con la familia a “La Vaca Gorda”, un típico restaurante argentino en donde pudimos probar entraña, chinchulines, mollejas, papas frítas y demás platos. Debo de admitir que estaba mejor que en muchos restaurantes de Argentina. De regreso hacia el hotel nos dieron ganas de ir a tomar unos tragos a un bar tranquilo como para bajar toda la carne que habíamos comido y seguir disfrutando de la noche.

Les cuento algo… fue IMPOSIBLE encontrar algo tranquilo por la Ocean Drive (avenida principal y  rambla). La gente le gusta salir de fiesta, beber bien fuerte y ostentar todo su dinero. Luego de recorrer varias veces la rambla y analizar los lugares decidimos parar en uno que de lo tranquilo que era parecía aburrido pero era eso o ir prácticamente a un boliche. Por suerte la diversión no depende del lugar, sino de la compañía. Tomamos un trago cada uno como para arrancar la noche pero era tan fuerte o estaba tan adulterado que fue el primero y último jaja. Nos costó llegar de regreso al hotel.

Al día siguiente nos dedicamos en hacer playa y por la tarde fuimos con la familia a Sawgrass para hacer algunas pequeñas compras en un masivo Outlet. Difícil no consumir en un país tan consumista como es Estados Unidos, hay que ser fuerte de la cabeza para no caer en esta ola consumista.

En conclusión fue un muy buen viaje en medio de una temporada de invierno. Sirvió en lo personal para despejar la cabeza del trabajo y del frío y obviamente que siempre un viaje es bienvenido y recibido con los brazos abiertos. También logró romper con la imagen que tenía ya que ahora si puedo dar muy buenas referencias de Miami.

Espero que les haya gustado y en breve nos estaremos viendo con material de mi estadía en México, Tulum.

¡¡¡Saludos para todos!!!

 

  • Maxi Salas Pagliano
  • Tourism EXperience
Anuncio publicitario

One reply to “¡Conociendo Miami en Moto!

  1. Muchas gracias por compartir tu historia.
    En abril estamos viajando a Miami y me gustaría saber, si recordás, donde fue que alquilaste la moto, dado que también estaremos parando en SouthBeach.
    Muchas gracoas y abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star