Caminando por el globo junto a Tati

Buenas tardes seguidores de Tourism Experience, hoy nos encontramos con Tatiana, la creadora de “Caminando por el Globo”.
Desde ya Tatiana, muchas gracias por permitirnos la posibilidad de entrevistarte. Ahora, veremos si podes soportar nuestras arduas preguntas, já.

Siempre comenzamos pidiéndoles a nuestros entrevistados que se presenten frente a nuestro público que tal vez no los conoce. ¿Quién es Tatiana?, ¿A qué se dedica?

Antes que nada gracias a ustedes por la entrevista. Soy Ingeniera Civil sin razón alguna. Pero gracias a los viajes descubrí mi verdadera vocación que es la construcción con tierra, la cual, casualmente se relaciona con mi profesión. Y sí, soy una ingeniera un tanto particular. Amo reír y hacer reír a los demás.

Me apasiona viajar, no tanto por los destinos, sino por la gente que encuentro en cada lugar del mundo. Además de calcular estructuras, escribo mis experiencias en http://www.caminandoporelglobo.com. Viajo desde que tengo recuerdos, pero a los 22 años viajé con una kombi durante un año por Sudamérica, manejando solo yo. Luego hice viajes más cortos hasta recibirme de la facultad y pronto partiré a una nueva aventura sin límites de tiempo.

¿Cómo surge tu pasión por viajar?, ¿Desde chica, o por cuestiones de trabajo? ¿Qué podes contarnos al respecto?

Con mi familia siempre hemos viajado. Somos cuatro hermanos y de chicos teníamos cuatriciclos así que nuestros viajes siempre eran de aventuras. Internarnos en las dunas, que nosotros llamábamos Sahara, sin lograr ver más que arena. O caminar horas al lado de ríos buscando piletones naturales, o pasar año nuevo en medio de la nada en una casa de familia en San Luis. A los 18 años cuando todas mis amigas se iban a la playa de moda, yo decidí que mis vacaciones las utilizaría para crecer y para aprender de otras culturas. Así, me fui de mochilera al norte (cuando muy pocos iban) con mis dos mejores amigos varones. Y desde ahí me dije que nunca pasaría unas vacaciones en la playa. Luego siguió Bolivia y Perú, luego San Juan y La Rioja y al año siguiente llegó a mis manos el libro Atrapa Tu Sueño. Que lo leí y así como lo cerré empecé a planear un viaje, con la inconsciencia hermosa de una chica de 21 años y seis meses después estaba en la ruta con mi mejor amiga.


¿Hace cuánto comenzaste con tu blog? ¿Por qué lo empezaste? ¿Sentiste la necesidad de contar tus historias?

Lo mío fue raro. Comencé con un “fotolog” en el 2006 para subir fotos de unos portarretratos que vendíamos para juntar plata para el viaje. Y a medida que surgían novedades las escribíamos allí. Cuando partimos y comenzó la aventura, lo utilizábamos a modo de mail general para familiares y amigos. Se podía poner solo una foto y la escritura era al estilo fotolog (un desastre). Pero a todos les gustaba leernos e incluso se sumaba gente que no conocíamos.

Cuando regresé del viaje ya no había nada más para escribir. Con el tiempo apareció el Facebook y mediante él se comenzó a formar una conexión entre viajeros. Primero con otras personas que viajaban en kombi y luego con todo tipo de viajeros. Y así me enteré de la existencia de los blogs de viajes que hasta ese momento era un mundo desconocido para mí. Como Fotolog ya nadie lo usaba y tenía miedo de perder todo lo subido en esa red social, abrí un blog y copié allí todo lo del Fotolog con la idea de llenarlo de más historias, pensando que me estaba por graduar de la facultad y me iría a un viaje largo nuevamente. Ese viaje se atrasó unos años, pero vino un viaje a Cuba muy especial para mí y decidí volcar las historias en este nuevo blog. Y como tuve una gran devolución de los lectores, empecé a escribir mis experiencias de cada viaje que hacía.

Tus viajes no serían lo mismo sin “La gorda”. ¿Qué nos podes contar sobre tu combi viajera?

La Gorda llegó a mí hace ya casi nueve años. ¿Qué puedo decirte? Yo era una chica estudiante de 22 años con rastas hasta la cola y ahora soy una mujer de 30 años, recibida de Ingeniera.

Crecimos juntas. Dormí allí durante todas las noches durante un año. Era mi casa. Yo estaba en cualquier país pero me sentía en mi hogar dentro de la kombi. Es eso, un hogar. En ese año conocí a un ecuatoriano, Javico, con quien desde entonces comparto mi vida y mis viajes. La kombi representa ese año, de viajes, de felicidad, de amor, de conocer el mundo y conocerme a mí. No es un simple objeto. La cuido mucho, no dejo que la maneje nadie. Yo manejé hasta el norte de Colombia ida y vuelta, cada kilómetro. Ahora solo se la presto a Javico y a mi papá, pero igual me cuesta.


Cuando nos enteramos que te la habían robado, nos pusimos en campaña compartiendo la noticia para ayudarte a encontrarla. Pero no fuimos los únicos, muchísimas personas hicieron lo mismo, ¿qué te genera este tipo de reacción en la gente en pos de ayudarte?

Realmente me conmovió muchísimo. Tenía más esperanzas de encontrarla difundiendo la foto que de otra manera. Pero realmente me emocionó la solidaridad de gente que no me conocía. Me mandaban mensajes hermosos, sentidos, diciéndome cuanto les dolía el robo de mi kombi, y al rato contándome como se alegraron cuando apareció. Muchos me decían que la ven siempre en algún lugar y que se sacan fotos con La Gorda o hasta me mandaban fotos con los hijos y la kombi. Y bueno además de todo eso, me genera mucha gratitud, mucha.

¿Qué sentiste al poder encontrarla?, ¿te volvió el alma al cuerpo?

Claro, me volvió el alma al cuerpo, y no lo podía creer. Pasé de llorar como una nena a saltar como una loca. Igual hasta que estuve con la kombi estaba preocupada por si le habían roto algo. Por suerte me robaron solo cosas reemplazables, pero no le desarmaron el motor ni nada de eso. ¡Me la traje andando!

¿Cómo costeas tus viajes?, ¿Trabajas en destino, ahorras mientras trabajas en tu ciudad?Mucha gente desearía realizar esto pero se siente con miedo de lanzarse, ¿hay algún consejo que les puedas dar para que se animen a viajar?

Cuando hice el viaje de un año, fue tan rápido que me fui con lo que junté en mi trabajo de entonces, más la venta de portarretratos y de tortas. Un total de 800 dólares. Me llevé para hacer más portarretratos en el camino, pero no se vendían bien y aprendí a hacer macramé. La idea era generar plata desde el principio para no gastar los ahorros. Entonces juntábamos la plata para el combustible y pasábamos al próximo destino y así sucesivamente. Los viajes más cortos los hice con ahorros, pero siempre gasté muy poco en viaje. Y para este viaje que se viene, voy a trabajar de ingeniera ya que trabajo desde mi casa y es lo mismo estar en Haedo, o en India. Pero obviamente voy a concentrar el trabajo en una semana al mes, para lograr estar en “modo viaje” la mayoría del tiempo. Ese es el plan, pero hay que ver si funciona o no. De todos modos la idea es no gastar en hospedaje, haciendo couchsurfing, viajar a dedo y gastar lo menos posible.

Mi consejo es que no hay que hacer tantas cuentas antes de un viaje, hay que ser un poco inconsciente en ese sentido, y lo que podemos llegar a aprender en caso de necesidad es impresionante. Yo no sabía nada de macramé y aprendí a hacer collares que vendí hasta en 40 dolares. O trabajé de camarera cuando no sabía preparar ni un té. La necesidad nos abre un mundo de posibilidades extraordinarias.

¿Cuántos países visitaste?

No muchos… en total 13… pero los que conocí viajando sola los conocí bastante bien, me quedé 3 meses en cada país, eso más que conocerlos es vivirlos. Mi lema es “conocer poco pero bien”.

¿Cuál fue el país que más te gusto y cuál fue el más exótico que hayas visitado?

No se si sería el que más me gustó, pero con Perú tengo al especial, fui varias veces y aún me quedan lugares sin conocer. El más exótico que conocí fue Cuba, y tenía apuro por conocerlo ya que no quería ver años más tarde en un museo, lo que podría haber visto con mis propios ojos.

¿Qué anécdota nos podrías contar al respecto? 

Como viajamos con poco presupuesto nuestro medio de transporte eran los camiones. Los cubanos que no pueden pagar el micro o no consiguen pasaje, viajan en la caja de un camión con bancos de metal donde se sientan los que pueden y el resto viaja de pie, tramos de varias horas. Allí aprendimos lo que es un pueblo en el que todos son hermanos. Las mujeres antes de subir lanzan su cartera, que pasa de mano en mano hasta el fondo de camión. Luego cuando quiere bajar la pide y nuevamente pasa de mano en mano hasta llegar a su dueña. Si no hay asientos, los niños/as se sientan a upa de un desconocido. Da la sensación que todos se conocen, que son hermanos/primos/tíos. Pero no. En uno de los viajes en camión en la Sierra Maestra, un médico nos explicó cómo llegar a nuestro destino. Para eso debíamos subirnos en una carreta tirada por caballos. Luego nos acompañó, nos hizo subirnos en la misma carreta que él y pagó nuestros pasajes con una gran sonrisa.

¿Dónde pueden nuestros seguidores tener información sobre tus viajes? 

Facebook: https://www.facebook.com/Caminandoporelglobo
Twitter: @caminandoxglobo
Web: caminandoporelglobo.com
Actualmente estoy participando de un proyecto de escritura entre amigos viajeros. Se trata de una revista llamada OTROMAPA donde escribimos viajeros sobre otra forma de mirar el mundo.

Además, te cuento que estoy con dos proyectos viajeros:
Estoy con un proyecto de globología. A este proyecto se le debe el nombre del blog de caminando por el globo. Hacemos talleres de globología con los chicos de distintas partes del mundo. Esto consiste en enseñarles a ellos a hacer formas de animales con los globos largos. Y les gusta mucho. Lo hicimos con chicos de Cuba y Paraguay y queremos hacerlo con los chicos de Turquía, Irán, India y China en el viaje que se viene en unos meses. El otro proyecto se llama FotoLIBRE y consiste en además de SACAR fotos hermosas a la gente, poder DARSELAS, regalárselas. Para eso utilizaremos una cámara instantánea y registraríamos esos hermosos momentos de intercambio cultural.

Por último, siempre preguntamos a nuestros entrevistados, “¿Viajar para Tatiana es?”

Viajar es una forma de crecer, de aprender, de transformarse. Es una forma de volver a lo básico, a relacionarse con las personas sin nada de pormedio. Es tener “familias” de cada lugar que uno recorre. Es disfrutar del sol, la naturaleza, la comida, la cultura. Es nunca dejar de asombrarse, nunca.

¡¡ MUCHAS GRACIAS TATI !!

  • Francisco Pintado
  • Tourism Experience
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star