Agustín Iglesias de paseo… ¡Asado en Mendoza!

Salida desde Aeroparque
Salida desde Aeroparque (Ciudad de Buenos Aires)

 Agustín Iglesias de paseo… ¡Asado en Mendoza!

Hola amigos de Tourism, ¿cómo les va? Esta vez les traigo mi experiencia propia de viaje a la hermosa provincia de Mendoza, ¡espero que les guste!

Para ponerlos un poco en tema, les voy a contar el contexto de este viaje. Junto a mi novia y toda su familia, compartimos un grupo de WhatsApp en el que, bastante a menudo, solemos organizar reuniones familiares, cenas o almuerzos, ya sea para festejar algo en particular, o sólo para pasar un buen rato. Somos 13 personas en el grupo, y cada vez que organizamos algún evento, estamos todos o al menos intentamos estar, algo que a veces se complica, ya que algunos de nosotros vivimos más lejos que otros… el caso más loco es el de la novia de mi cuñado:¡es de Mendoza!. Por eso también, cuando ella está aquí en Buenos Aires, intentamos aprovechar y organizar alguna de estas reuniones. Siempre se ideó la posibilidad de armar alguna juntada en su casa en dicha provincia, aunque en un tono de chiste y nunca hablándolo realmente en serio.

Hace algún tiempo, a su familia (la de mi novia) les tocó vivir un momento personal muy triste y difícil para todos. Estando todos reunidos un rato después, no recuerdo cómo, nos pusimos a hablar de viajes, ya que a todos nos gusta, y así despejar un poco la mente… y entre charlas y comentarios, ¡decidimos ir todos a Mendoza! Aprovechamos un fin de semana largo cercano, y nos organizamos para poder viajar todos juntos, e inmediatamente modificamos el nombre de nuestro grupo de acuerdo a la situación: «#AsadoEnMendoza«. Comencé a hacer las reservas de todos, y una vez resueltos todos los detalles, emitimos los pasajes. El viaje era saliendo un viernes feriado por la madrugada, y regresando el lunes lo más temprano posible, para que todos podamos cumplir con nuestras obligaciones de trabajo.

Llegada al aeropuerto
Llegada al aeropuerto «El Plumerillo» (Ciudad de Mendoza)

Cumpliendo con mi rol de «agente de viajes» del grupo, decidí preparar una sorpresa: mandé a hacer 13 remeras, una para cada miembro del grupo de WhatsApp, de color negro, con la leyenda «#AsadoEnMendoza» para que todos usemos durante el vuelo. ¡Fue un éxito! ¡Todos estaban contentos y divertidos con la sorpresa! Nos pusimos cada uno su remera y nos sacamos fotos antes, durante y después del vuelo.

Una vez en Mendoza, nos esperaban mi cuñado Ezequiel (viajó un día antes) y su novia Laura (quien vive allí), quienes nos fueron a buscar al aeropuerto para ayudarnos con el equipaje y guiarnos hasta su casa. Además, alquilamos dos autos para poder movernos.

Laura nos llevó a su casa en la zona de Maipú, donde nos esperaban sus padres Elba y Fernando ¡con un desayuno de primer nivel! Desayunamos como reyes (con las típicas raspadas mendocinas y unos dulces de fruta que hacen ellos mismos), y tras pasar un rato charlando y riéndonos, tomamos un almuerzo liviano en el que probé unas aceitunas que cosechan y envasan ellos mismos (tienen una pequeña finca donde cultivan aceitunas y uva) que estaban deliciosas, y tras eso, nos dormimos una necesaria siesta. Esa misma noche comimos el famoso asado que nos preparó el padre de Laura, y nos acostamos para poder aprovechar el día siguiente.

Elba y Fernando, dos genios que nos trataron como reyes
Con Elba y Fernando, dos genios que nos trataron como reyes

El día sábado nos levantamos temprano, y fuimos todos juntos a conocer la modesta finca, donde cosechan las olivas (aceitunas) y la uva malbec (varietal tinto), y que se encuentra relativamente cerca de la casa. Nos divertimos mucho, y la recorrimos entera, disfrutando del hermoso entorno natural que la cobija. Además, ¡yo soy un adicto a las aceitunas! ¡Me sentía en el paraíso!

Con mi novia, entre los cultivos de uva
Con mi novia, entre los cultivos de uva

Al fondo de la finca, corre un pequeño hilo de agua que aprovechamos para refrescarnos y sacarnos unas fotos.

Pasando un buen rato en el río
Pasando un buen rato en el río
¡Feliz!
¡Feliz con las aceitunas!

Con lo que cosechan en su finca, lo utilizan en su gran mayoría para el consumo propio, tanto las aceitunas como el aceite de oliva que obtienen de ellas. Las uvas si las comercializan para la producción de vino a manos de terceros.

Marisa y Sandra junto a la imagen de la Virgen de la Carrodilla, Patrona de los Viñedos
Marisa y Sandra junto a la imagen de la Virgen de la Carrodilla, Patrona de los Viñedos

Más tarde, fuimos a visitar una de las bodegas tradicionales de la región: la histórica Finca Flichman. Allí hicimos un recorrido guiado de todas las instalaciones, donde conocimos la fachada antigua, los modernos toneles, la cava repleta de barriles, una sección que almacena algunos vinos premiados desde la fundación de la bodega, y un pequeño pero fino salón, donde hicimos una degustación de algunos de los vinos que ofrecen, y además compramos varias botellas para llevarnos.

Visita a la Finca Flichman
Visita a la Finca Flichman

Tras la visita a la bodega, una gran parte del grupo nos fuimos hacia el centro de Mendoza, y nos dirigimos al Parque San Martín, donde tras andar con el auto unos minutos, ascendimos al Cerro de la Gloria. Allí estuvimos un buen rato, y aproveché para explicarles a los interesados un poco acerca del imponente Monumento al Ejército de los Andes, uno de los íconos turísticos argentinos.

Panorámica del monumento y vista desde el cerro
Todo el grupo junto al monumento, y Sandra con una vista de la base del cerro detrás
Caro posando ¡con nuestra gorra!
Caro posando ¡con nuestra gorra!

Tras quedarnos allí un rato, bajamos y fuimos a caminar ya de noche por el centro de la ciudad. Caminamos un poco por Plaza Independencia (la mayor plaza de la ciudad), recorriendo los puestos de ventas de artesanos, y luego nos fuimos a comer.

Al día siguiente, nos levantamos bien temprano para aprovechar el día, y nos fuimos a visitar el antiguo Hotel Villavicencio, en su momento un hotel de lujo, pero hoy en día abandonado. En el recorrido, nos detuvimos primero en el Monumento Histórico Canota, un hito situado en la ruta de Mendoza a Villavicencio (desgraciadamente bastante descuidado) que rinde homenaje al lugar preciso donde las tropas del General San Martín se dividieron y comenzaron su epopeya del cruce de la cordillera. Esta ruta tiene un tránsito muy bajo de autos, por lo que pudimos pararnos en el medio del camino para tomarnos unas fotos.

Pau, yo, Marcelo y Gustavo (en ese orden), en el Monumento Canota
Pau, yo, Marcelo y Gustavo (en ese orden), en el Monumento Canota

Al llegar al hotel, recorrimos el lugar primero por cuenta propia, y al comenzar la visita guiada nos unimos al grupo, para conocer un poco más la historia de este lugar. Nos dijeron que originalmente fue un hotel de lujo, situado en este paraíso natural y sobre la ruta (la que nosotros tomamos) que cruza a Chile, por lo que estaba emplazado en un camino muy transitado. Pero al construirse la ruta que va por Uspallata en vez de pasar por Villavicencio, ese camino agilizaba mucho el cruce a Chile, por lo que el camino donde se localizaba el hotel perdió toda esa circulación constante de personas, comenzando un período de decadencia del que nunca se pudo recuperar.

Yo, con el Hotel Villavicencio a mis espaldas
Yo, con el Hotel Villavicencio a mis espaldas

Nos explicaron también que el hotel tuvo su último momento de esplendor para el año 1978, cuando fue remodelado para el Mundial de Fútbol disputado en nuestro país. De hecho, fue utilizado por la selección de Holanda mientras esta se asentó en Mendoza. Tras unos pocos años de funcionamiento, el hotel quedó sumido en el abandono absoluto. Hoy, sólo es utilizado para visitas guiadas turísticas, pero que solo recorren su fachada y no su interior. Nos dijeron también que se están realizando gestiones para declararlo Monumento Histórico, y así tanto el gobierno mendocino como el nacional puedan colaborar con su mantenimiento.

¡Todos en Villavicencio!
¡Todos en Villavicencio!

Al dejar atrás el hotel, volvimos por la misma ruta, pero hicimos una breve parada en un lugar en el que antes no lo hicimos porque decidimos dejarlo para el final: la Reserva Natural Villavicencio. Este lugar, administrado por la reconocida empresa embotelladora de agua, se encarga de proteger el ambiente natural de esta zona, velando por cuidado del entorno por parte del hombre, y dando tanto a los animales y plantas el ambiente adecuado para su desarrollo.

Paseando por la reserva
Paseando por la reserva

Cáctus, tomillo, gato montés, zorro colorado, ñandú, algarrobo, chañar, choique, quirquincho… son sólo algunas de las especies, tanto de flora como de fauna, que la reserva de encarga de proteger. Además, hay un centro de interpretación cerca del ingreso, que explica un poco todo esto para quienes desean interiorizarse un poco más en el tema.

Ezequiel, Sandra, Lautaro y Cristian divirtiéndose, ¡como durante todo el viaje!
Ezequiel, Sandra, Lautaro y Cristian divirtiéndose, ¡como durante todo el viaje!

Al culminar esta visita, regresamos ya para la casa para merendar juntos, ver el partido Boca-River de la tarde, y empezar a preparar la cena de despedida… ¡unas pizzas a la parrila geniales!

Para agregar antes de terminar, un detalle más: una semana después de este viaje, yo debía presentar un trabajo práctico acerca de comidas y bebidas típicas de la región de Cuyo en Argentina, y Elba y Fernando me brindaron absolutamente TODO lo que pudiera servirme: frascos de aceitunas verdes y negras, dulces de fruta, vino, y todo tipo de información más que útil. Mejor, imposible.

Así terminó nuestro viaje por Mendoza. Sólo me queda agradecer a Laura, Elba y Fernando por lo bien que nos recibieron y nos trataron desde que llegamos hasta que nos fuimos, y por los regalos que nos hicieron a todos; y a todo el grupo en general por lo bien que lo pasamos. ¡Ojalá se repita!

¡Adiós Mendoza!
¡Adiós Mendoza!

Tourism Experience

  • Agustín González Iglesias
  • Tourism Experience
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star